¿Conoces las suelas antideslizantes?

Cuando se fabrica calzado hay muchos factores que nuestro cliente tiene en cuenta. El primero es el diseño, pues todo entra por los ojos y definir un estilo es esencial. Después viene la comodidad, el calzado aguantará peso durante todo el día y debe realizar la ardua tarea de proteger el pie, además un calzado incómodo podría hacerle daño. 

Son muchas las características que hay que considerar a la hora de crear un zapato, pero una que a veces olvidamos y es el principal pilar (nunca mejor dicho) es la seguridad de la suela.

Cierto público, como trabajadores en distintas áreas, requieren de suelas antideslizantes. Si quieres saber más de este tema, ¡sigue leyendo! 


¿Qué es una suela antideslizante?

Es un calzado de seguridad que ofrece una mayor estabilidad debido a sus cualidades de agarre, superiores a las suelas comunes de calzado diario, por lo que ayuda a mantenerse de pie en múltiples superficies como cerámica, suelo mojado, hielo, acero, etc. 

¿Qué tipos de suelas hay?

Existen tres tipos de suela antideslizante en el mercado y se definen en función de su grado de resistencia frente a superficies más o menos resbaladizas. Dependiendo del profesional será necesario un modelo u otro, no es tan simple como coger la más eficiente: todos entendemos que las necesidades de un médico no son las mismas que las de un trabajador de la industria. Por lo que conocer al cliente al que vamos a dirigirnos y escoger el producto adecuado es muy importante, para esto la Unión Europea creo 3 estándares oficiales. 

De este modo, para que un zapato esté homologado como calzado antideslizante debe pasar diferentes pruebas en un laboratorio. Se rige por la norma UNE-EN ISO 13287:2008, que establece unos materiales en concreto y señala los niveles según el tipo de resistencia al deslizamiento, siendo los siguientes:

  • SRA: “Se comprueba sobre cerámica mojada con agua y jabón. Coeficiente mínimo de 0.32 en superficie plana (deslizamiento plano hacia delante) y mínimo de 0.28 en posición ligeramente inclinada (deslizamiento del tacón hacia delante)”.

  • SRB: “Se comprueba sobre superficie de acero con glicerol. Coeficiente mínimo de 0.18 en superficie plana y mínimo de 0.13 en inclinada”.

  • SRC: Es el máximo nivel, se obtendrá si pasa tanto la prueba SRA como la SRB.

¿Cuáles son los beneficios de las suelas antideslizantes según el calzado?

Los beneficios son claros: evitar las caídas y dar seguridad al cliente en diferentes ámbitos de la vida, pero ¿qué aporta cada tipo de calzado?

  • Los zapatos. Tienen la ventaja de que pueden usarse en multitud de trabajos: cocineros, médicos o enfermeros, camareros, operarios de planta… unos buenos zapatos con suela antideslizante pueden prevenir una caída en un sinfín de situaciones.

  • Las botas. Cuando nos referimos a unas botas antideslizantes podemos hacerlo para un entorno de trabajo determinado, como las botas de seguridad con suela antideslizante o para un ámbito más lúdico, como las botas de montaña. Este tipo de calzado tiene ventajas específicas para trabajos donde la sujeción del pie es más importante.

  • Las zapatillas antideslizantes son un calzado en su mayoría utilizado para hacer deporte, ya sea para hacer running, trekking o algún otro deporte que requiera de una sujeción mayor, otro caso común es el de la escalada, que requiere de un calzado concreto y muy técnico (Pies de gato) para no resbalar y tener una sujeción de primera en las paredes.

¿Qué es AquaGrip?

Es un compuesto creado por Cauchos Andes, especialistas en cauchos y diseño de productos de calzado, que permite una adherencia total a terrenos o suelos mojados. Esto se consigue debido a las últimas técnicas aplicadas por la marca en manipulación de cauchos, desarrollando así un material que, al contactar con zonas que estén mojadas, no ve alterada sus cualidades de adherencia. Así, se consigue un producto con un agarre extra en superficies mojadas. Y, por si no fuera suficiente, toda esta tecnología se ve complementada con un diseño actual que se adapta a los últimos estudios para evitar el conocido aquaplaning o, lo que es lo mismo, un deslizamiento involuntario.

Sin duda, este producto de Andes es lo que los artesanos llevan esperando durante mucho para, así, por fin, acabar con cualquier tipo de caída por pisar áreas mojadas o directamente agua. 

Su composición de caucho NBR aporta unas propiedades exactas que proporciona una adherencia excelente no solo en mojado, sino que también en contacto con la superficie seca. No obstante, esta tecnología que nos ofrecen no serviría de nada sin el diseño excepcional que un profesional pueda aplicar al final: no solo es importante tener los mejores materiales, sino contar con las manos expertas de un buen artesano. 

En definitiva, AquaGrip es un gran producto que encaja con la mayoría de los artesanos que crean zapatos para personas que necesitan un calzado antideslizante para su trabajo del día a día, así que, si te dedicas a crear calzado y estás buscando suelas de calidad, ponte en contacto con nosotros y te daremos el asesoramiento y los mejores materiales para crear tu producto, ¡te esperamos!


¿Qué es un cojín ortopédico y qué tipos hay?